27. Februar 2015

Español

El proyecto humanidad

En otoño del 2015, Michael Buschheuer, un empresario de Ratisbona, decidió ya no ignorar el hecho de que cada día se mueren refugiados en el Mediterráneo. Con la ayuda de su familia y sus amigos fundó la ONG Sea-Eye.

Entretanto, la organización está provista de dos barcos. En abril de 2016 empezaron las operaciones de vigilancia y de rescate a lo largo de la costa libia con el fin de rescatar náufragos del ahogamiento y de buscar ayuda.

En los primeros cinco meses, las tripulaciones del Sea-Eye lograron rescatar casi 4000 personas en peligro marítimo.

Hasta ahora, unos 700 voluntarios de toda Alemania y otros países europeos han ingresado en la organización, trabajando sin pago y dedicando su tiempo libre al proyecto.

A lo largo de la costa libia, el Sea-Eye busca barcas repletas e inservibles para la navegación que corren el riesgo de zozobrar. En cuanto el Sea-Eye se acerque de una barca, los pasajeros reciben inmediatamente chalecos salvavidas y agua potable. Depués, las barcas se descargan por medio de balsas salvavidas. Para los heridos graves hay una enfermería. Por supuesto, se manda enseguida un SOS para avisar las autoridades responsables en Roma. Según derecho marítimo internacional, todos los barcos en las proximidades están obligados a acoger a náufragos.

Aunque todos los voluntarios trabajen sin remuneración, dependemos de donativos en especie y ayuda financiera. Este año, el proyecto necesitará en total 250.000 euros para poder pagar el carburante, los vuelos, la comida, el alojamiento, el material de salvamento, el equipamento médico, la electrónica etc.

Los barcos

El Sea-Eye (español: Ojo de la mar) es un antiguo cúter de pesquero de Sassnitz (isla de Rügen). Antes, se llamaba “Sternhai” (español: tiburón de estrella). Antes de navegar frente a la costa de África, dónde pasa la mayoría de los refugiados en su “viaje” muy peligroso a Europa, este barco en buen estado de navegabilidad por alta mar fue adaptado a las necesidades de operaciones de salvamento en el mar. El cúter se contruyó hace 60 años y hasta el 2014, navegó en todos los océanos, sobre todo en el Mar del Norte y en el Mar Báltico. En el barco hay espacio para una tripulación de nueve personas como máximo.

El Seefuchs (español: zorro del mar) es un buque gemelo del Sea-Eye y entonces idéntico en su construcción. También es un antiguo cúter de pesquero y antes se llamaba “Heringshai” (español: marrajo de Cornualles). A diferencia del Sea Eye, el Seefuchs se utilizó como buque de investigación y buque tradicional a partir de principios de los años 90. Los propietarios privados lo restauraron y modernizaron regularmente.

En marzo de 2017, Sea-Eye e.V. compró el Seefuchs. Está provisto que empiece sus operaciones de rescate en mayo de 2017.

Speedy : El nuevo barco es un Ribtec 1200 Cabin RIB, un RIB clásico que tiene 11,50 metros de largo y 3,20 metros de ancho. Tiene dos motores de diesel con una potencia total de 600 CV y puede alcanzar una velocidad máxima de 45 nudos (83 km/h). En él cabe una tripulación de cuatro personas, pero sólo hay dos sitios para dormir que se deben utilizar por turnos. Speedy está equipado con la tecnología náutica más avanzado y el barco en general está en excelentes condiciones. Como el espacio sobre y bajo cubierta es muy limitado, sólo se pueden transportar medios de salvamento para una o – como máximo – dos operaciones.

El 9 de septiembre de 2016, el guardacostas apresó “Speedy”. Desde entonces, el barco se encuentra en un sitio desconocido en Libia. La tripulación ya está en libertad. Esperamos recuperar el barco dentro de poco.

Usted puede donar aquí

logo_betterplace